sábado, 11 de febrero de 2017

Paulita, Martín Escudero y el "Éxtasis de Santa Teresa"

Tras el encierro matinal y en la moderna y cubierta plaza de Valdemorillo, el día 4 de Febrero, y con una hora de antelación respecto a la corrida, se descubrió una placa conmemorativa en honor al difunto torero Victor Barrio. Este año la empresa decidió prescindir de cualquier hierro que no portase sangre Domecq.

La feria de Valdemorillo comenzaba con una bien presentada corrida de Monte de la Ermita. Noble y blanda en líneas generales, permitió sendas tandas a los diestros hasta que la efímera llama que ardía en el interior de estos astados se apagó, generalmente temprano.
Abría la tarde el ya curtido diestro Manuel Jesús "El Cid" que estrenaba apoderado y toreaba por vez primera en Valdemorillo. Templado y con gusto estuvo ante el abreplaza, un noble toro que permitió que cortara el primer apéndice de la feria. Faena basada en su mano derecha, menos pulcro con la izquierda y rematada de una buena estocada tras pinchazo. El cuarto sin apenas opciones, no permitió el lucimiento de El Cid.
El diestro aragonés Paulita volvía a su plaza talismán. Demostró una vez más su buen manejo del capote ante su lote y destacando su tres tandas con cierto gusto ante el buen quinto. Dos apéndices consiguió arrancarle a este toro con el que no llegó a acoplarse en los compases finales. Puerta grande para un torero que merece más cartel.
Por su parte, Ivan Fandiño pasó desapercibido en su comparecencia en Valdemorillo ante un deslucido lote.
Destacar de esta tarde al igual que las siguientes, el buen hacer de varios toreros de plata.

El día 5 aguardaba en los chiqueros un imponente encierro del hierro de López Gibaja. Corrida desigual en lo que a comportamiento se refiere siendo la tónica general la exigencia de los astados. Destacó de sobremanera el buen sexto y el complicadísimo tercero.
Cristian Escribano anduvo con dudas ante su primer oponente el cual tuvo un interesante pitón derecho y por contrario no tenía un pase por el izquierdo. Con su segundo anduvo firme y mucho más acoplado dejando dos buenas tandas con la mano derecha. Destacar sus dos buenas estocadas.
Martín Escudero volvió a demostrar que es un gran torero. Faena en torero y muy templada ante el interesante segundo al cual le cortó una merecida oreja. Ante el quinto realizó un gran quite por gaoneras sin apenas moverse. Con la muleta estuvo menos acertado en el planteamiento de la faena y en los enganchones. Muy buenas maneras de un chaval que necesita de quien le aconseje para llegar a algo en este mundo. Maneras tiene y valor le sobra.
Posada de Maravillas tuvo en su lote a los dos toros más interesantes del festejo. Fatal ante el encastado y complicado tercero y pero aún ante el gran sexto que tuvo el comportamiento más noble y la embestida más franca de la tarde. Para mas inri, destacar el mal hacer de su cuadrilla.
Raúl Cervantes, estuvo impecable toda la tarde y consiguió hacerse con el premio de mejor subalterno junto a Victor Pérez.

Cerraba feria una bonita novillada de Gómez de morales noble y de buena condición destacando el buen quinto premiado con la vuelta al ruedo y el encastado sexto que realizó una buena pelea en varas. Este día 6, comenzaba también la temporada antitaurina con el salto al ruedo de un impresentable que muy inteligentemente pisó la arena poco después del paseillo, sin poner jamás su vida en riesgo. Andy Younes fue el triunfador de la tarde cortando tres apéndices de su buen lote. Los otros dos novilleros estuvieron por debajo de lo esperado destacando el momento en el que Santiago Sánchez tuvo una apareción celestial cual éxtasis de santa teresa y en ese momento de lucidez apareció en el ruedo con dos muletas. Sin comentarios.

Valdemorillo, como en otras ocasiones registró una importante  entrada, destacando la asistencia de aficionados madrileños durante el fin de semana y la buena entrada el Lunes en la que festejando el día de su patrón los censados en Valdemorillo accedían gratuitamente al coso.




Resultado de imagen de extasis de santa teresa




lunes, 16 de enero de 2017

Ejemplo de ciudadanía: El Coso de La Fuentecilla (I)

Hoy, queremos acercar a todos vosotros la historia de la construcción de nuestra plaza de toros. La de La Fuentecilla, en Andorra (Teruel). Una historia que comenzaría hace 50 años. 


Para celebrar las fiestas en honor al patrón andorrano San Macario desde que a los más ancianos del pueblo les llega la memoria, se vienen celebrando festejos taurinos. Fue en los años 60 cuando la fiesta taurina se encuentra en auge. En este momento, un grupo de ciudadanos andorranos deciden transmitir al alcalde Don Primitivo Montañés su idea de construir una plaza fija y no portátil como se venía haciendo tiempo atrás.

El alcalde se mostró de acuerdo con tal idea y para sacar adelante dicho proyecto, se creó una junta gestora integrada por: Iginio Artigas Gómez, Miguel Grau Blasco, Juan Monzón Tomás, José Monzón Tomás, Ricardo Barrachina Lizano, Manuel Alloza Montañés, Jaime Gracia Adán, Eusebio Alquézar Ginés, Isidro Abellán Satre, José Ciércoles Blasco, José Ciércoles Gracia, Mariano Guallar Ciércoles e incluso el propio alcalde, figurando como contable José Aguilar.


Se decidió construir la plaza de toros en los terrenos andorranos conocidos como La Fuentecilla, de ahí su nombre. Juan Antonio Endeiza, fue el intermediario para que la empresa Calvo Sotelo, cediese dichos terrenos. Las obras comenzaron en mayo de 1966 y finalizaron 4 meses después coincidiendo con la celebración de las fiestas patronales siendo inaugurada el día 8 de este mes. Todo el pueblo se implicó en este proyecto. El que no pudo hacer aportaciones económicas, prestó materiales, maquinaria y mano de obra para conseguir el objetivo de finalizar las obras en el mes de septiembre. Se recaudaron con aportaciones mayores y menores unas 551.731 pesetas. Dicha cuantía, se devolvería con los beneficios del arrendamiento de la plaza.



Desde aquí, hemos intentado plasmar el esfuerzo de estos vecinos que trabajaron muy unidos con el fin de conseguir una infraestructura que sería de bien común para todo el pueblo. Agradecer a todas estas personas su colaboración.

Pronto, publicaremos la segunda entrega de la historia de nuestra plaza, la de Andorra (Teruel)